¡Van por todo!

El gobierno federal está urgido de ingresos y busca apropiarse de recursos vengan de donde vengan; con este motivo pretende aplicar sin miramientos su mayoría legislativa en la Cámara de Diputados para obtener más de 68 mil millones de pesos provenientes de 109 fideicomisos y fondos destinados al apoyo de diversos sectores.


La consigna de Morena y sus aliados es que no quede nada para la atención de desastres naturales, para la protección de defensores de derechos humanos y periodistas ni para la atención a víctimas; quieren dejar sin apoyos al campo, a la ciencia y la investigación, a la docencia, al cine nacional, a los deportistas de alto rendimiento, a las actividades artísticas y culturales, entre muchos otros.


Es un duro golpe al desarrollo del país en áreas fundamentales, que quieren justificar con el argumento de que los recursos serán reasignados al sector salud y a programas sociales para afrontar la emergencia sanitaria y la crisis económica provocada por la pandemia y las malas decisiones del gobierno.


El despropósito es tal, que varios de los fideicomisos tienen financiamiento privado a través de esquemas de cooperación internacional, por lo que parte del dinero no es del gobierno, además de que es importante destacar que algunos incluso operan con recursos autogenerados.



No se descarta que una buena tajada de lo obtenido vaya a parar a la construcción de las obras faraónicas emblema de este gobierno, como el tren maya, el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas.


Es preocupante que no se quiera comprender que la naturaleza de los fideicomisos es asegurar recursos para invertir en un determinado sector, independientemente de que el gobierno tenga un mal año presupuestal en materia de ingresos, como el que estamos atravesando.


Desaparecer el Fondo de Desastres Naturales es dejar desamparada a la población más vulnerable; es inadmisible que los recursos queden a expensas de la disponibilidad presupuestal y en última instancia al criterio discrecional de asignación por parte del gobierno federal, como sucederá con todos los sectores afectados.


Seguramente no habrá dinero, como pasa hoy con el Fortaseg, el programa de seguridad para los municipios, al cual el gobierno de AMLO no le destina un solo peso el próximo año.


No cabe duda, ¡van por todo!

 A V I S O   L E G A L  

Esta plataforma es financiada de manera personal por la Senadora Guadalupe Murguía. No involucra ningún recurso público por lo que su funcionamiento no viola ninguna disposición sobre el uso de logotipos de partidos políticos en comunicaciones de Senadores.